Cirugía de presbicia

La presbicia es uno de los problemas de la vista que afecta a un gran número de personas que pasan de los 40 años de edad. Esta enfermedad es vulgarmente conocida como “vista cansada”. Se estima que hoy en día, en el mundo existen alrededor de 1.8 millones de personas con este padecimiento ocular y se calcula que para el año 2020 existirán alrededor de 2.3 millones de afectados.

Cirugía de presbicia | Buena Vista

No es sorprendente que la cirugía de presbicia se haya convertido en una de las nuevas fronteras que la oftalmología se ha propuesto rebasar para lograr solucionar este padecimiento que afecta a tantos millones de personas en todo el mundo. Este problema se encuentra ampliamente relacionado con el envejecimiento natural de los órganos y que no se puede prevenir por más cuidado que se tenga para evitar las afecciones de la vista.

La presbicia o vista cansada es el resultado del envejecimiento del cristalino. Cuando se está en la edad de la juventud, el cristalino del ojo es suave y bastante flexible, permitiéndole cambiar su forma fácilmente para enfocar objetos que se encuentran en la lontananza y objetos que se encuentran muy cercanos. Después de los 40 años, el cristalino tiende a volverse más rígido, impidiendo que actividades que antes resultaban muy sencillas, se lleven a cabo o se tornen más complicadas; la lectura, por ejemplo, es una de las actividades que las personas que padecen presbicia ya no pueden realizar de forma sencilla.

Entonces, la presbicia es el resultado de la pérdida de la capacidad de acomodación, lo que significa que la facultad natural y fisiológica que permite al ojo mantener una imagen nítida a medida que esta se aproxima va disminuyendo. Este padecimiento común de la vista, por sencillo que parezca,  es capaz de reducir la calidad de vida de las personas que lo experimentan, pues impide realizar actividades que antes eran muy sencillas porque se poseía una vista completamente saludable.

La acomodación disminuye con el paso de los años y a la edad de los 40 son muy notorias las dificultades que enfrentan las personas para leer cómodamente sin la ayuda de unas gafas especiales. Después de los 40, la presbicia se hace cada vez más evidente y se va incrementando hasta llegar a los 65 años de edad, cuando se estima que el cristalino se encuentra altamente dañado, al punto en que es necesario extender los brazos para poder leer de forma muy escaza lo que dice el periódico o lo que dice una receta médica.

Hasta hace algunos años, la cirugía láser ocular, que busca la disminución o eliminación de la dependencia a las gafas, era muy rudimentaria. En años más recientes estas cirugías logran corregir los efectos provocados por la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo; sin embargo, no lograban corregir los problemas ocasionados por la presbicia. Esto, hacia que los médicos especialistas en oftalmología supusieran que los avances tecnológicos en esta materia se encontraban incompletos, pues no mejoraban la calidad de vida de todas las personas.

Hoy en día, gracias a los espectaculares avances que existen en el desarrollo de lentes intraoculares, ha permitido a los oftalmólogos realizar cirugía de presbicia. Estos lentes de tecnología multifocal permiten a los pacientes ver objetos de lejos y de cerca. En la actualidad, entonces, es posible decir que existen soluciones con resultados completamente satisfactorios para los pacientes que padecen presbicia.

Tal y como ya lo hemos explicado en la primera parte del texto, la presbicia se produce por la pérdida de flexibilidad del cristalino del ojo. Lo lógico es que los oftalmólogos sustituyan este lente que ya no funciona correctamente por uno artificial que permita sustituir la función natural del lente endurecido.  Los lentes multifocales no son sólo capaces de corregir la presbicia, sino que también corrigen, hasta cierto punto, los problemas desarrollados en el ojo por causas como: miopía o hipermetropía, afecciones que el paciente pudiera haber presentado con anterioridad.

Con la cirugía de presbicia, el médico logra que los pacientes posean una visión completamente satisfactoria sin la necesidad de utilizar las terribles gafas y, además, alcanzar un grado de enfoque y visión perfecto de los objetos que se encuentren cerca, permitiendo que los pacientes logren leer el periódico, ver el precio de los artículos cuando van de compras o cualquier otra actividad que requiera de un enfoque cercano por parte del cristalino. Entonces, es evidente que esta novedosa técnica restringe el uso de gafas en condiciones de poca iluminación y para visualizar objetos cercanos.

Sin embargo, la cirugía de presbicia no es muy conocida debido a los temores que los pacientes tienen por una operación de esta naturaleza. Existen muchos mitos sobre los riesgos, pero debe saber que esta cirugía es como cualquier otra, con beneficios y un bajo grado de riesgos -los normales, si me permite decirlo de alguna manera-. Debe saber que la recuperación de la vista es más que notable en los pacientes que se someten a esta cirugía.

Una operación para solucionar el problema de la presbicia no duele, excepto durante algunos segundos que se produce una pequeña sensación de desagrado a causa de la sustitución del cristalino por un lente multifocal. Por un momento se pierde la visión natural de las personas, pero bastan unas pocas horas de recuperación para notar los cambios en la visión.

Es muy importante que si está dispuesto a someterse a una operación de esta naturaleza, acuda con especialistas altamente capacitados. Por ejemplo, el Centro Oftalmológico Buenavista es uno de los más reconocidos en Colombia. Gracias a su personal altamente experimentado, miles de personas que han depositado su confianza en los médicos de esta clínica han recuperado su calidad de vida y aseguran haber realizado una buena inversión en su salud.

Así que ya lo sabe, si ha optado por una cirugía de presbicia para corregir sus problemas visuales, no dude en asistir con los expertos del Centro Oftalmológico Buenavista, quienes cuentan con especialidades como: Oftalmología especializada, Optometría, Ayudas Diagnósticas, Cirugía y Hospitalización. El Centro Oftalmológico Buenavista es su mejor opción. Acuda y conozca todas nuestras promociones.