Cirugía láser

Hasta principios de los años noventa no existía ninguna manera de corregir los defectos visuales como la miopía, hipermetropía o astigmatismo, diferente a la corrección con gafas o lentes de contacto.

Cirugía Láser | Buenavista

A partir de esos años, gracias a investigaciones hechas acerca de los cambios en la visión ocasionados por cambios en la curvatura de la córnea, comenzó a investigarse el uso de un láser específico que no fuera dañino a la córnea y de esta manera se encontró que el excimer láser era un láser perfecto para este efecto, pues utiliza un gas frío, que no calentaba los tejidos alrededor de sus disparos y que podía modularse para retirar micras de tejido y así fué como nació la cirugía láser que manejada por computador podía retirar cantidades mínimas de tejido y cambiar la curvatura a la córnea pudiendo corregir todos los defectos refractivos: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

El procedimiento consiste en hacer disparos sucesivos de láser, de manera muy rápida, controlados por computador que cambian la curvatura central de la córnea y de esta manera permite corregir la miopía, que usualmente se da por corneas muy curvas, aplanándola, o la hipermetropía, en que la córnea es muy plana y el láser la incurva, o en el astigmatismo en el que la córnea no es redonda, sino ovalada y al hacer la cirugía láser permite nuevamente alcanzar una forma redonda en su parte central, y de esta manera corrige el defecto visual.

Los sucesivos desarrollos todos estos años han permitido grandes avances en los láseres, pues los disparos actualmente retiran ínfimas cantidades de tejido, tienen una gran velocidad, permitiendo que la córnea no se seque durante el procedimiento y que el procedimiento sea más  rápido y preciso.

Además de esto los equipos vienen con aparatos de tracking, que permiten rastrear el ojo en sus pequeños movimientos, lo cual permite que siempre se estén haciendo los disparos realmente centrados, y permiten “tallar” la córnea siguiendo sus micro movimientos sin afectar el resultado final. Otro avance importante es la posibilidad de corregir el defecto de acuerdo a la forma personalizada de la córnea, pues no todas las corneas son iguales, es más las corneas son como las huellas digitales, es decir completamente diferentes unas de otras.

Un procedimiento nuevo llamado Wavefront, o guiado por frente de onda o personalizado, permite ahora, previa toma de un examen de topografía corneal, reconocer esa cornea y enviar dicho examen al computador del láser y de esa manera la cirugía láser hace la corrección del defecto visual de una manera personalizada, individual para cada persona, junto con las aberraciones ópticas propias de cada cornea, lo cual hace que al final se alcancen visiones muy exactas, pues se corrige el defecto refractivo y dichas aberraciones, que usualmente se manifiestan con visión de destellos alrededor de las luces en horas de la noche, dando visiones muy buenas tanto de día como en la noche.

Otros avances son los desarrollos cada vez más perfectos de los nomogramas, en los que se basan la cantidad de disparos que deben hacerse para lograr corregir el grado exacto del defecto visual, pues la retroalimentación de resultados en más de  20 años hacen que la cirugía láser sea ahora más precisa que nunca antes, lográndose resultados perfectos por encima del 96% de los casos, pues el 4% restante son los casos que pueden llegar a necesitar retoques para llegar al 100% de los casos exitosos en todos los pacientes operados.

Vale explicar que la cirugía láser avanzó de la etapa inicial, que se practicaba haciendo los disparos sobre la superficie corneal y este procedimiento se llamaba PRK, a otro que permite recuperaciones más rápidas y sin efectos secundarios llamado LASIK, en donde se hace la corrección sobre el centro de la córnea, levantando un colgajo o flap, y que permite recuperarse muy rápidamente de un día para otro, lo cual hizo que la cirugía láser se masificara y llegara a un mayor número de personas, pues la incapacidad es mínima de apenas uno o dos días.

Precisamente la parte más delicada del LASIK  es hacer dicho colgajo, que desde sus inicios se ha hecho con máquinas automatizadas de alta precisión, pero que ahora para mayor exactitud se está practicando también con un láser llamado  de Femtosegundo y que hacen sacar el colgajo del grosor que se programe en la máquina, usualmente delgados y que hace que la cirugía láser sea ahora todavía mucho más segura.

Por todos estos avances, es que la cirugía láser es cada vez más precisa, segura, repetible, y con menos efectos secundarios que nunca antes, que nosotros los cirujanos refractivos consideramos que los defectos visuales son curables y que ya no existe la necesidad de usar esas molestas prótesis que son las gafas, que el comercio aprovechó para hacer un producto de moda, pero que en últimas se trata de una prótesis a la cual nos hemos acostumbrado a ver en las personas y que pone un escudo frente a nosotros que no permite vernos directamente a los ojos.

De manera que si está pensando en dejar de usar gafas o lentes de contacto, este es el mejor momento para hacer la cirugía láser, eso sí escogiendo el mejor centro oftalmológico para hacerlo, con el cirujano Oftalmólogo que ustedes documenten tenga gran experiencia, pues igualmente existen láseres de todo tipo y sitios en que solo es un negocio la práctica de dicho procedimiento.

El Centro Oftalmológico Buenavista les ofrece a ustedes con el Dr Gabriel Oliveros a la cabeza, los últimos láser que existen en el mercado mundial, ahora en Colombia para su visión sea nuevamente perfecta, con gran calidad de visión y sin necesidad de volver a utilizar dichas prótesis que son las gafas o lentes de contacto. Consúltenos.