Implante de lentes intraoculares

Una nueva evolución de implante de lentes intraoculares está resolviendo en los pacientes mayores de 50 años, el problema de la dificultad para ver de cerca que se desarrolla por el envejecimiento natural del ojo, y sus defectos asociados que lo acompañan, de manera definitiva y para toda la vida, dando tres veces el 20/20, pues corrige la visión de manera perfecta de lejos, cerca y a la distancia intermedia.

La mala visión cercana que aparece con la edad, naturalmente en todas las personas mayores de 50 años, inclusive en aquellos que toda la vida han gozado de excelente visión, recibe el nombre técnico de presbicia, y hasta hace algunos años solo se podía corregir con gafas para cerca o progresivas, posteriormente aparecieron los implante de lentes intraoculares bifocales y ahora, al igual que pasó con el desarrollo de las gafas bifocales a progresivas, estos lentes intraoculares son progresivos lo cual permite recuperar una excelente visión sin saltos, naturalmente al 100% a todas las distancias.

El lente, de marca Oculentis, de origen alemán, es un lente progresivo que permite recuperar de forma muy natural la visión a todas las distancias. ¨Este lente es una evolución de los implante de lentes intraoculares bifocales que se han implantado durante muchos años, y que se asemeja al cambio que hubo de las gafas bifocales a las gafas progresivas, con la ventaja que es un procedimiento definitivo y en el cual no hay necesidad de cambiar el lente nunca más, pues queda implantado dentro del ojo, detrás de la pupila¨ explica el Dr Gabriel Oliveros, pionero en el implante de estos lentes en el país.

El Dr Oliveros explica que la cirugía puede ser practicada en 10 minutos , de manera ambulatoria, indolora, en sala de cirugía e inmediatamente, en el transcurso de unas horas, corrige la visión del paciente.

El lente, que se implanta con un poder que es propio para cada persona, se pliega como un taco en una jeringa llena de solución salina y se implanta en el ojo, en el que se desenvuelve en sí mismo y queda sobre una cápsula natural del ojo, lo cual impide que se desplace o se sienta una vez colocado.

Con estos implante de lentes intraoculares extraordinarios, los pacientes alcanzan excelente visión a todas las distancias, terminando con la necesidad de las gafas progresivas, las gafas de lectura o los lentes de contacto.

Aún mejor es el hecho de que la gente a quien se les implanta el lente, nunca desarrollará cataratas porque el lente implantado remplaza al lente natural (en donde estas se desarrollan), que decae inevitablemente con el tiempo. Igualmente al cambiarse dicho lente natural, que ha ido creciendo dentro del ojo con los años y aumentando su volumen, dificultando la circulación del líquido natural del ojo, llamado el humor acuoso, por este lente artificial que es mucho más delgado, permite reducir la presión intraocular del ojo y disminuye la posibilidad de que se desarrolle el glaucoma, otra de las enfermedades frecuentes de la edad.

¨De manera que no solo corrige la visión de forma definitiva a todas las distancias, sino que evita el desarrollo de las tres enfermedades oculares más frecuentes de la edad, como son la presbicia, las cataratas y el glaucoma, y además viene con un filtro UV que protege a la retina contra la degeneración macular, con lo cual se matan varios pájaros de un tiro para el resto de la vida¨ remata el Dr Oliveros, quien es Cirujano Oftalmólogo y Director del Centro Oftalmológico Buenavista, localizado en Bogotá, Colombia