Estos lentes son usados para corregir la presbicia, y al implantarlos se recupera la visión lejana y cercana, y la persona queda viendo muy bien a ambas distancias.

Aunque los seguros de Salud no cubren estos lentes, pues solo autorizan los monofocales, vale la pena que el paciente invierta  en estos lentes, pues se ahorra a futuro el gasto en unos anteojos permanentes, pues no las necesita ni para la distancia ni para la lectura. La mayoría de las personas se adaptan inmediatamente a estos lentes, mientras que otras pueden necesitar algunas semanas para lograr adaptarse perfectamente. Aunque el desarrollo cada vez más avanzado de estos lentes permiten que haya menos molestias todavía persisten algunos síntomas con la luz en la noche y especialmente molesto las primeras semanas con las personas que conducen de noche pues usualmente los dos primeros meses hay destello con la luz de los carros que viene en sentido contrario, por lo tanto las personas operadas con estos lentes deben limitarse los dos primeros meses en la conducción nocturna. Esto va desapareciendo con el paso de las semanas y los meses y no hay molestias después de los seis meses.

About the author
Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


clear formSubmit