El procedimiento de LASIK personalizado, también conocido como el Wavefront LASIK o LASIK guiado por Wavefront, utiliza las medidas tridimensionales del ojo a tratar y las procesa para guiar el láser y reformar la córnea.Todas las corneas son diferentes, como una huella digital y para poder establecer estas diferencias debe tomarse un examen especial del ojo, la aberrometría o Wavefront corneal.

Este examen diagnostica las aberraciones ópticas producidas por las pequeñas deformidades en la curvatura de la córnea, que son responsables del 15% del defecto refractivo. (El otro 85% es debido al desenfoque producido por la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo). Estas aberraciones ópticas son las responsables de molestos síntomas visuales tales como los destellos, o imágenes fantasmas alrededor de las luces en la noche y que hacen ver, por ejemplo, los semáforos con algunas imágenes alrededor o de ver las estrellas desenfocadas.

Este sistema de medida permite el logro de resultados de corrección de visión sumamente precisos e individualizados o personalizados (la corrección con Wavefront tiene en cuenta estas pequeñas diferencias y al utilizarse, la corrección que se alcanza da una calidad visual incomparable), efectos que serían imposibles con la cirugía de LASIK convencional.

Las gafas, los lentes y los procedimientos de LASIK tradicionales pueden corregir problemas comunes de la visión, como: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia; pero otras irregularidades asociadas con el sistema óptico del ojo son imposibles de corregir sin ayuda del Wavefront.

Existen dos formas de Wavefront: Guiado y Optimizado. En el primero el láser va haciendo un tallado de la córnea guiado por una topografía que se ha tomado previamente y con la cual se ha alimentado al láser y en donde este hace más disparos sobre las zonas más elevadas de la córnea y menos en las más planas para dejar finalmente una cornea uniforme y simétrica. En el segundo (Optimizado) el láser trata las áreas externas de la córnea en una forma que preserva su curvatura natural llamado asfericidad.

El Wavefront Lasik implica exámenes adicionales y la utilización de tecnología muy avanzada que no es muy frecuente en los centros oftalmológicos, esto con lleva a que sus costos sean más elevados que cuando se aplica un Lasik convencional.
Las ventajas del LASIK con Wavefront sobre el LASIK Convencional:
  • Mayores probabilidades de alcanzar una visión de 20/20.
  • Mayores probabilidades de alcanzar una visión mejor de 20/20 : 20/15 0 20/10.
  • Mejor calidad de visión, especialmente en horas de la noche.
  • Excelente en caso de retoques de pacientes previamente operados con LASIK convencional.