Mala visión de cerca

¿Qué es la presbicia? Tratamiento y recomendaciones.

La presbicia es la pérdida de progresiva de visión cercana que aparece con la edad, usualmente después de los 45 años, y que afecta a todas las personas por igual. Inicialmente la persona tiene dificultad para ver las letras pequeñas, como la letra de un menú, el celular, el periódico, por lo tanto,  la persona comienza a alejar el material de lectura o aumentando la luz, para poder ver con claridad, hasta que llega un momento en que la visión es tan borrosa que se debe acudir a unas gafas de las que vienen con fórmula en el mercado o la persona debe consultar a un oftalmólogo para  el tratamiento de este problema.

Mala visión de cerca | Buenavista

Algunas personas como los miopes que tienen visión borrosa a la distancia y que usan gafas para ver de lejos, se siguen defendiendo bien para ver de cerca una vez llegados a esa edad, o aquellos que tienen astigmatismos bajos también se pueden seguir defendiendo por unos años comparadas con personas que siempre han tenido buena visión lejana, a quienes les aparece más temprano la presbicia una vez pasan la barrera de los 45 años.

Finalmente pasados los 50 años todos de alguna manera, comenzamos a padecer cansancio con la lectura, visión borrosa, se saltan las letras y nos toca usar alguna corrección para dicha mala visión de cerca. Usualmente después de los 50 años, también comienza a afectarse la visión lejana pues comienza a parecer además un defecto para visión lejana, que es la hipermetropía y entonces la persona requiere además de su corrección de la mala visión de cerca una corrección adicional para ver bien de lejos.

La presbicia es producida porque el cristalino (lente natural que se encuentra dentro del ojo), pierde su elasticidad, este tiene la función principal de enfocar los objetos, de acuerdo a la distancia en la que se encuentran; la flexibilidad se va perdiendo, debido a la edad. Por lo tanto una revisión periódica, la cual se recomienda que sea anual, permite evaluar el estado de la visión y así detectar a tiempo enfermedades que se pueden presentar en el ojo y la visión, como es el caso de la presbicia.

Tratamiento

Existen varias opciones en la corrección de la presbicia, desde el uso de unas gafas hasta la corrección definitiva con una cirugía. Para las personas a quienes apenas les está comenzando su problema, el uso de unas gafas solo para usar en lecturas con letra pequeña sería suficiente, en la medida en que pasen los años estas gafas cada vez se irán haciendo más necesarias y entonces se puede considerar el uso permanente de unas gafas progresivas, que permiten tener buena visión a todas las distancias: lejos, intermedia y cercana.

Otra opción podrían ser los lentes de contacto, y lo más usado es la corrección mediante mono visión, en el cual un ojo se deja a la distancia y el otro para visión cercana, muchas personas se adaptan fácilmente a esta corrección, otras demoran unas semanas mientras todo el sistema óptico-cerebral se adapta a la nueva situación, pero siempre debe hacerse unas pruebas al menos durante un mes para que la persona lleve unos lentes de prueba y se vaya adaptando, pues existen personas que nunca se adaptan y siempre ven borroso y no quedan satisfechos.

Para la cirugía las opciones varían, dependiendo de si la persona viene usando gafas o si apenas se queja por primera vez de su visión cercana:

  • Para personas miopes, después de los 45 años que quieran considerar una cirugía, la corrección con láser podría ser una posibilidad, es importante decir que en este caso no se pueden corregir ambos ojos al 100%, pues a esta edad ya coexiste la presbicia y si corrigiésemos solo la miopía la persona quedaría viendo muy bien de lejos, pero mal de cerca. De manera que en estos pacientes la mejor estrategia es la mono visión, anteriormente explicada, pero con láser dejando un ojo levemente miope para que durante unos años se defienda bien de cerca. Llegará un momento en que esta miopía leve no logre compensar el aumento de la presbicia y el paciente requerirá gafas nuevamente para corregir su mala visión de cerca.
  • En las personas emétropes, es decir que toda la vida han gozado de excelente visión y llegan a los 45 años y comienzan con la mala visión de cerca, la mejor opción que yo les doy es usar unas gafas hasta los 50 años y allí pensar en una corrección definitiva con los lentes intraoculares multifocales.
  • En los hipermétropes, es decir aquellas personas que viene usando gafas por mala visión de cerca antes de los 40 años, la aparición de la presbicia es más temprana y en ellos se puede considerar el tratamiento de la presbicia a una menor edad; para ellos no recomiendo cirugía láser pues la corrección dura muy poco, solamente entre dos y tres años, y mi recomendación es también la cirugía del implante de lentes intraoculares multifocales que es una corrección definitiva.

Los cirujanos refractivos como yo, que nos dedicamos a practicar cirugías para suspender el uso de gafas y lentes de contacto, consideramos a las gafas como una prótesis, que han sido hábilmente comercializadas por el consumo como un objeto de moda desde hace muchos años, pero existe actualmente la forma de curar definitivamente estos defectos visuales mediante cirugías rápidas, seguras, indoloras y definitivas, de manera que las personas que las utilizan deberían pensar seriamente en dejar de usarlas y acudir a dicha cura ¨ explica  el Dr Gabriel Oliveros, cirujano oftalmólogo, Director del Centro Oftalmológico Buenavista , especialista en corrección definitiva de la presbicia.