Cuando los ojos son jóvenes, su cristalino (lente transparente dentro del ojo) es muy elástico. Esto permite enfocar bien de cerca y de lejos sin dificultad. Pero una vez se llega a los 45 años, el cristalino ha crecido dentro del ojo y pierde su elasticidad, se vuelve duro y las personas notan que para leer un menú o número telefónico tienen que alejarlo cada vez más. Muchos terminan usando uno o varios pares de gafas o lentes bifocales o progresivos para compensar esta pérdida de visión cercana. Esta condición se llama Presbicia y eventualmente afecta a todas las personas, incluyendo aquellos que sufren de miopía, hipermetropía, cataratas o a los que gozaron de buena visión toda su vida previa.
Opciones correctivas
Ópticas

Existen dos opciones ópticas para su corrección: gafas y lentes de contacto.

Lentes ópticos: Anteojos o gafas

1. Solo cerca: Con los cuales el paciente ve bien de cerca pero al levantar la mirada con los lentes puestos ve borroso de lejos.

2. Lentes bifocales: que tienen una medialuna tallada en la parte inferior del lente con los cuales se enfoca por la parte superior del lente para lejos y por la parte inferior para cerca. Tienen un problema no tienen visión intermedia (para ver al computador). En la actualidad solo los prescribimos cuando la persona viene usándolos desde antes.

3. Lentes progresivos: Es la opción más utilizada en la actualidad. Estos lentes no tienen ninguna división como en el bifocal y permiten enfocar a todas las distancias: lejos intermedia y cerca.

Lentes de Contacto: Otra forma de corregir la presbicia es con lentes de contacto de monovisión: aquí se coloca en el ojo dominante una lente de contacto para distancia y en el ojo no dominante una lente de contacto para leer. Este método tiene éxito en muchos casos sin embargo la visión nunca es tan buena como cuando ambos ojos ven a la misma distancia y además la visión tridimensional puede verse afectada.

Quirúrgicas
En la actualidad existen dos opciones quirúrgicas para la corrección de la presbicia:
Lasik: que lo usamos especialmente para aquellas personas que ya vienen usando gafas para corregir su miopía, hipermetropía o astigmatismo y que comenzaron a desarrollar la presbicia. La técnica usada en el paciente miope o con astigmatismo miópico se llama monovisión y consiste en corregir un ojo para la distancia y el otro para cerca. Lo uso cada vez menos en la actualidad, pues mucha gente queda descontenta porque no se adapta ó porque por cuestión de la edad desarrolla ojo seco más fácil que con el otro método del implante definitivo de lentes intraoculares multifocales ó porque solo es una corrección temporal por algunos años.
Remplazo del cristalino claro e implante de lente intraocular multifocal:
Este es el método favorito elegido por el Dr. Oliveros en la actualidad. Consiste como su nombre lo dice en remplazar el lente cristalino que ya no funciona porque creció y perdió su elasticidad por un lente multifocal que permite ver a todas las distancias: lejos, intermedio y cerca. En la actualidad el lente intraocular multifocal de elección del Dr. Gabriel Oliveros es el Oculentis Mplus X pues funciona como un lente de visión progresiva intraocular y con este implante se recupera muy bien la visión a todas las distancias para el resto de la vida, con otras ventajas adicionales: 1. la persona nunca va a desarrollar cataratas pues se remplaza el lente cristalino que es el que se opacifica con la edad y desarrolla la catarata. 2. El lente artificial es más delgado que el natural que creció con el paso del tiempo y al remplazarlo los espacios dentro del ojo se aumentan lo cual permite una mejor circulación del humor acuoso dentro del ojo. Con esto se disminuye la posibilidad de glaucoma a futuro. 3. El lente intraocular tiene un filtro Ultravioleta (UV) incorporado con lo cual se protege la retina a futuro contra la degeneración macular de la retina. Esta es la enfermedad ocular que causa mayor pérdida de visión en personas mayores de 70 años, por efecto acumulativo de la luz ultravioleta sobre la mácula, zona sensible y de mejor visión localizada en el centro de la retina, encargada de la visión central en nuestro campo visual.