PRK (QueratectomÍa Fotorefractiva) y LASEK (QueratectomÍa subepitelial asistida por LÁser) PRK y LASEK usan el Excimer Láser para tallar el tejido corneal y modificar la curvatura de la córnea.

PRK es un procedimiento con láser que se realiza sobre la superficie corneal, sin necesidad de levantar el flap. Se emplea en aquellos casos donde la córnea es más delgada de 500 micras; donde existen defectos altos con corneas muy delgadas; en pacientes con ojo seco o con cirugías refractivas corneales previas.

La recuperación visual y sintomática con este procedimiento es más lenta y más molesta para el paciente; exige más cuidados postoperatorios, más medicamentos en gotas, más controles postoperatorios y mayor incapacidad.

Normalmente el grosor de la córnea es de 550 micras (milésima parte de un milímetro); cuando se realiza PRK, son evaporadas con el láser las 50 micras superficiales que corresponden al epitelio y, posteriormente, se hace un tallado para corregir el defecto refractivo, este tallado puede ser realizado con Wavefront.

LASEK, este láser opera en la superficie de la córnea (Epitelio). Las células superficiales son aflojadas con una solución de alcohol para que temporalmente sean colocadas a un lado. Después del tratamiento con Láser son devueltas a su posición original.

Al emplearse LASEK las células superficiales necesitan dos o más días para sanar; también es necesaria la colocación de un lente de contacto en la superficie del ojo durante este tiempo, para servir como protector de la superficie.

PRK y LASEK son excelentes alternativas para aquellos pacientes que no son candidatos al LASIK. Es de aclarar que mientras la mayoría de los pacientes de LASIK recuperan una visión útil en uno o dos días, la recuperación con PRK y LASEK puede tomar más tiempo (entre una a cuatro semanas). Los pacientes de PRK y LASEK usualmente deben usar gotas hasta dos meses después de la Cirugía. Los resultados a largo plazo de estos dos procedimientos son similares a los de LASIK y, para ciertos individuos, llegan a ofrecer mejores ventajas sobre éste.

EPILASIK En este procedimiento se emplea un aparato especial denominado Epilasik, para levantar el epitelio formando un flap. Aunque es similar al LASIK, la diferencia radica en que este flap levantado por el EPILASIK es más delgado, de sólo 50 micras, mientras en el LASIK se levantan flaps entre 90 y 180 micras.