El queratocono es una patología de la córnea en la cual este lente del ojo se va deformando de manera progresiva en forma de cono, y en cuanto se va deformando va desarrollando un defecto visual llamado astigmatismo que ocasiona desenfoque a todas las distancias. Este proceso depende de la edad del paciente y del inicio de los síntomas. Habitualmente, cuanto más joven es el paciente y más precoz el inicio de queratocono, más rápida y mayor es la progresión. Siempre se presenta de manera bilateral y asimétrica (en ambos ojos y usualmente mayor en un ojo que en el otro).
Es una enfermedad que tiene su componente hereditario. Pero actualmente se considera que existe un gran componente alérgico, que se manifiesta con rasquiña en los ojos y que hace que la persona desde muy joven se rasque o frote muchos los ojos y entre más se frota más se deforma la córnea. Inclusive los conceptos actuales consideran que lo que se hereda es la alergia más que el gen de queratocono y usualmente tiende a presentarse en familias alérgicas y por lo tanto el tratamiento debe incluir el tratamiento antialérgico. Se considera también en otras ocasiones que puede ser secundario a otras enfermedades, especialmente del tejido colágeno y se puede desarrollar en algunos pacientes después de cirugía LASIK, lo cual es llamado ectasia postlasik.
De acuerdo al grado de deformidad, el queratocono puede ser frustro, leve, moderado o grave, y actualmente se puede corregir, dependiendo del grado de deformidad, en los casos leves solo con gafas (en las primeras etapas), moderado ( con gafas, lentes de contacto ó cirugía) y en los graves con diferentes tipos de cirugía : crosslinking, protocolo de Atenas: láser más crosslinking, lasik xtra: lasik más crosslinking acelerado, implante de lentes fáquicos, o esta última asociado a protocolo de Atenas, explicadas en la parte inferior en la sección de tratamiento, todas las cuales dan excelentes resultados de corrección visual. Finalmente si el queratocono es muy avanzado no queda más remedio que hacer el trasplante de córnea, que ahora se puede practicar con láser de femtosegundo el cual permite practicar cortes perfectos y muy precisos.
Síntomas
Visión Borrosa y distorsión de las imágenes son los primeros síntomas del queratocono. Inicialmente la visión puede estar solo ligeramente afectada, causando deslumbramiento, sensibilidad a la luz e irritación. La enfermedad a menudo progresa lentamente durante 10 ó 20 años, comenzando en la adolescencia y puede evolucionar en diferentes grados con defectos de visión que pueden ser leves,  moderados o severos en los que usualmente se requiere de cirugía. Ambos ojos pueden estar afectados aunque el grado evolutivo puede ser diferente. La córnea se va adelgazando y deformando ocasionando un astigmatismo cada vez más elevado, que no puede ser tratado mediante gafas. Esta circunstancia es uno de los puntos clave para sospechar de un queratocono incipiente. Muchos pacientes solo descubren de su existencia cuando acuden al Oftalmólogo porque quieren corregir su defecto visual con láser  y entre los exámenes que se solicitan, usualmente topografía corneal, se diagnostica el queratocono.
TRATAMIENTO
Los casos poco severos son tratados con éxito con gafas o lentes de contacto especialmente diseñados para esta afección. Cuando la visión no se restablece con estas alternativas, o no hay tolerancia a los lentes de contacto, o la persona quiere mejorar permanente su visión hay que plantear la cirugía.
Existen recientes técnicas quirúrgicas para corregir muy exitosamente la visión en la persona con Queratocono, reformando la córnea y deteniendo la evolución: como el crosslinking, que aumentan la rigidez de la córnea, y que se usa para detener el avance del queratocono ( usualmente en personas jóvenes), otro procedimiento reciente es el protocolo de Atenas, que combina el crosslinking con la corrección de la deformidad corneal con un láser especial guiado por topografía, el lasik xtra que combina el lasik normal o guiado por topografía más crosslinking acelerado y se hace en corneas de buen grosor, el implante de lentes fáquicos posteriores (ICL: Implantable Contact Lens) que corrigen el astigmatismo ocasionado por la deformidad y mejoran la visión con gran éxito, corrigiendo desde defectos leves y moderados hasta defectos muy altos de visión, puede también asociarse a crosslinking o a protocolo de Atenas; y finalmente, para casos muy avanzados, el trasplante de córnea, que puede ser de dos tipos: lamelar (sólo se trasplanta la parte superficial de la córnea) ó penetrante (se trasplanta la córnea completa, en bloque) y que puede hacerse guiado por láser de femtosegundo, lo cual permite un corte más preciso y una recuperación postoperatoria más rápida y con una mejor visión final.
Crosslinking Corneal
El cross-linking consiste en la irradiación de rayos Ultravioleta tipo A sobre la córnea asociado a la aplicación de riboflavina en forma tópica, durante 10 minutos y su objetivo es volver más rígida la córnea, se le da más resistencia, endureciéndola y este tratamiento está especialmente indicado para jóvenes con queratocono progresivo, que está evolucionando, pues detiene su desarrollo. También está indicado para personas con sospecha de queratocono, antes de una corrección de algún defecto visual alto con LASIK, para estabilizar corneas que han sido operadas previamente ya sea con LASIK, anillos estromales o Queratotomía radial antigua.
Crosslinking Corneal + Láser Superficial (Protocolo de Atenas)
El tratamiento se denomina queratectomía fotorefractiva con láser más Crosslinking, son dos procedimientos en uno. Está indicado especialmente para queratoconos de grado leve a moderado bajo. En la primera parte del procedimiento se aplica el láser para reformar la córnea, guiado por un examen de topografía que se ha tomado previo a entrar al láser, (esto toma más o menos unos 5 minutos) e inmediatamente se aplican unas gotas de solución de riboflavina para saturar toda la córnea, durante unos 15 minutos. En el siguiente paso se aplica durante 10 minutos luz ultravioleta para activar la riboflavina y fortalecer la córnea. El objetivo es mejorar la visión y la resistencia de la córnea a futuro, es decir, quitarle su forma cónica con el láser, mejorando el astigmatismo que esta deformidad inducía, mejorando la visión y al mismo tiempo dándole rigidez para que mantenga esta nueva forma para siempre.
La gran ventaja con este procedimiento es que se alcanza la precisión de corrección del defecto refractivo (Astigmatismo) que da el láser, de hecho se puede alcanzar fácilmente visiones mejores de 20/30, es decir visiones de 80% ó más del total de la visión, lo cual no se alcanzaba hasta ahora con ninguno de los procedimientos existentes en la actualidad y se detiene el desarrollo del queratocono haciendo más rígida la córnea con la activación de la rivoflavina por la luz ultravioleta (crosslinking). El procedimiento se practica con anestesia local, y dura aproximadamente unos 30 minutos en total, por ojo. La primera parte, la del láser sólo toma unos 5-10 minutos, después 15 minutos de aplicación de la riboflavina y luego la aplicación de la luz ultravioleta durante 10 minutos más. Produce molestias durante el primer día, con sensación de cuerpo extraño y lagrimeo y la recuperación visual, toma de 20 días a 6 semanas para estar completamente bien.
Lente de Contacto Implantable (ICL)
La segunda opción de cirugía es el implante de lente de contacto intraocular (ICL). A diferencia de los lentes de contacto de superficie este lente va intraocular, fijo y está indicado para aquellos queratoconos con defectos de astigmatismo y miopía moderados o altos. Se convierte en una lente adicional en el sistema óptico ocular que permite corregir la visión a niveles excelentes. Este es un procedimiento ambulatorio, rápido: toma entre 10 a 15 minutos. Consiste en implantar un lente intraocular, que corrige el defecto visual, ocasionado por el astigmatismo. La persona queda viendo muy bien de lejos y de cerca. El lente queda implantado detrás de la pupila por el resto de la vida. El lente, junto con el sistema óptico del ojo trabaja conjuntamente para mejorar la visión. La calidad de visión que se alcanza con este lente es superior a cualquier otro de los procedimientos. La recuperación visual en este caso es muy rápida y la persona en el transcurso de una semana se encuentra muy bien de su visión.
Si la persona padece de un alto grado de miopía, de hipermetropía, o de astigmatismo, con la ICL podrá alcanzar la corrección deseada sin correr mayores riesgos, ya que con este tratamiento no es necesario remover ningún tejido. El tratamiento con ICL está especialmente indicado para queratocono con corneas muy delgadas en donde no pueda practicarse el protocolo de Atenas o el LASIK XTRA.
Lasik Xtra
Consiste en la práctica de un lasik convencional o guiado por topografía (depende del grado de la deformidad corneal), asociado a un crosslinking acelerado, de solo minuto y medio, y se usa para corneas deformes pero con buen grosor. Este procedimiento apenas toma tres minutos adicionales al de una corrección de láser normal. Usualmente se practica en personas que van en búsqueda de una corrección láser y al hacerles la topografía se encuentra la córnea con irregularidades corneales, o con sospecha de queratocono, queratoconos frustros o con defectos refractivos altos, en el límite de corrección láser (6.0-7.0 dioptrías) y entonces con esta técnica se  hace un reforzamiento de la córnea simultáneamente a la corrección con el láser para que no se vaya a deformar con el tiempo. El siguiente video pertenece a la compañía Avedro proveedor de la riboflavina acelerada para el LASIK XTRA el video se encuentra en ingles por lo cual ofrecemos disculpas, esperamos que lo entiendan por medio de sus muy didácticas gráficas.
Lentes intraoculares Tóricos:
En los pacientes mayores de 45 años el astigmatismo usualmente va asociado a otros defectos visuales como hipermetropía, presbicia o asociado a catarata y la corrección quirúrgica cambia. A diferencia de los lentes fáquicos, en los cuales se deja el cristalino en este caso se reemplaza el cristalino claro u opaco (Catarata) por un lente intraocular Tórico, que en la actualidad además puede ser multifocal es decir que corrige astigmatismo y el defecto visual lejano y cercano asociado. En la actualidad el lente intraocular multifocal tórico de elección del Dr. Gabriel Oliveros es el Oculentis Mplus Xtoric.
Transplante de Cornea
Finalmente, si la córnea está muy deforme el único procedimiento disponible es trasplantar la parte central de la córnea por un botón corneal de un donante y este se sutura a la parte receptora, con lo cual se cambia la parte deforme de la córnea por una córnea nueva, sin deformidad lo cual va a permitir mejorar la visión a largo plazo. El gran inconveniente del trasplante es que la recuperación visual es más lenta que cualquiera de los otros procedimientos y usualmente requiere de métodos adicionales de corrección después de ese tiempo , y puede ser desde unas gafas , para los defectos residuales leves, hasta cirugías adicionales con láser o con implante de lentes ICL. Otros inconvenientes son la posibilidad de rechazo corneal, que se puede presentar desde el postoperatorio inmediato hasta muchos años después de la cirugía, aunque para el queratocono el porcentaje de rechazo es muy bajo. Los cortes del botón corneal y de la córnea receptora ahora se pueden hacer con un tipo de láser especial llamado de femtosegundo que permite hacer cortes muy precisos, lo cual permite que se desarrolle menos astigmatismo postoperatorio, y son más confiables que las cuchillas tradicionales de corte, lo que permite una unión más precisa de la córnea donante. Siempre quedan microsuturas después de un trasplante que usualmente se retiran después del año del postoperatorio, después de lo cual viene la rehabilitación visual, con cualquiera de los procedimientos arriba mencionados. El siguiente video está en inglés, ofrecemos disculpas, esperamos que sea entendible a través de sus muy didácticas gráficas.